Cómo anticipar problemas en el control de calidad en la industria textil

¿Qué es el control de calidad?

No es un error afirmar que muchos sectores industriales han evolucionado de forma acelerada en las últimas décadas. Aunque muchas personas le atribuyen dicho crecimiento únicamente a la tecnología existen diferentes factores que lograron consolidar a varias industrias como la textil: uno de esos causantes fue la implementación de políticas de control de calidad.

El control de calidad no es un procedimiento que se aplica en la recta final de la fabricación de un producto, se trata de una metodología que inspecciona la materia prima desde su llegada, los procedimientos dentro de la línea de producción y los productos terminados. En esas revisiones no solo se señalan errores, también se destacan puntos débiles para una constante mejora de la producción.

Estas estratégias son necesarias para que las empresas logren su máximo potencial, eficientizando procesos y minimizando gastos. El control de calidad es la búsqueda de un funcionamiento óptimo.

¿Qué función tiene el control de calidad en la industria textil?

La función del control de calidad en la industria textil tiene el objetivo de lograr una producción óptima a través de la recolección y análisis de datos que permitan la implementación de constantes mejoras en los procesos productivos, integrando nuevas estratégias, mejorando tiempos y reduciendo costes desde la llegada de la materia prima hasta el proceso final de fabricación.

¿Existen regulaciones o normas en la calidad de los textiles?

Actualmente diversos organismos se encargan de establecer normas en la calidad de la industria textil, mismas que diseñan y difunden reglas estrictas que los sectores industriales deben cumplir al manipular textil, con el fin de brindar calidad y garantías a los consumidores o empresas.

American Society for Testing and Materials – ASTM

American Association of Textile Chemists and Colorists – AATC

International Organization for Standardization – ISO

Instituto Colombiano de Normas Técnicas – ICONTEC

En la industria textil, como en varios sectores, la implementación de controles de calidad puede ayudar a las empresas a detectar y anticipar fallos desde la llegada del material, lo que permite una mejor capacidad de maniobrar así como evitar retrabajos.

Dicha inspección con base a las especificaciones que establece el proveedor puede resultar una tarea que consume mucho tiempo para las empresas, por esa razón suele ser un paso ignorado, lo que ocasiona grandes costos en desperfectos. El desarrollo tecnológico y la especialización de compañías como AMN han hecho que este trabajo disminuya enormemente su tardanza al mismo tiempo que reduce costos a las compañías.

¿Cuáles son las principales pruebas de calidad en la industria textil?

Quizá te has preguntado ¿cómo reconocer un textil de calidad? Actualmente se han estandarizado diversas pruebas de calidad para verificar que los textiles cumplan con los estándares requeridos por la industria. Dichas mediciones se clasifican en pruebas de resistencia, durabilidad, solidez de colores y pruebas ante procesos químicos.

  1. Resistencia al deslizamiento de hilos en la costura: esta prueba determina la fuerza máxima necesaria para conseguir el deslizamiento de los hilos.
  2. Resistencia al rasgado: determina la fuerza máxima necesaria hasta que el material textil sufra un desgarre.
  3. Resistencia a la rotura: mide la fuerza necesaria para lograr romper la tela.
  4. Elongación y recuperación: es aplicado en materiales elásticos y mide la capacidad del textil para recuperar su forma original.
  5. Desgaste de color en frote: esta prueba es realizada con el textil seco y humedo, mide la cantidad de color que trasfiere la tela al frotarse.
  6. Solidez de color expuesta a la luz: simula el desgaste provocado por procesos de irradiación y humedad.
  7. Fusionado: mide la capacidad del textil ante presión y temperaturas extremas.

¿Qué beneficios tiene implementar controles de calidad en la industria textil?

Son varios los beneficios que tienen para las empresas al implementar una correcta inspección de sus materiales y una óptima verificación de sus procesos.

  1. Reducción de desperdicios: al conocer cuáles son los textiles que cumplen con los estándares de calidad necesarios para tu producción podrás diseñar y aprovechar al máximo tus recursos.
  2. Disminución de costes: evitarás procesos de retrabajo lo que te permitirá producir más en menos tiempo y con menos gastos.
  3. Aumento de la productividad: agilizarán los procesos gracias al uso correcto de los datos y auditorías.
  4. Mejora del producto final: evitarás trabajar con material d e mala calidad.

¿Qué aspectos debo considerar al recibir un textil?

Con el fin de no tener cambios imprevistos en tus líneas de producción y aprovechar al máximo tus recursos disponibles es importante que consideres tres aspectos importantes: largo y ancho, gramaje e imperfecciones.

  • Largo y ancho: esto te permitirá diseñar los cortes para un correcto aprovechamiento.
  • Gramaje: saber si tu tela es liviana, mediana o pesada te dará el criterio para saber que tipo de herramientas (como agujas e hilos) utilizar en tu línea de producción.
  • Imperfecciones: por más mínimas que parezcan estas podrían echar a perder toda tu producción, es importante que prestes atención a los estiramientos, manchas o rasgaduras.

El control de tus textiles es de suma importancia y sumado a una correcta inspección de calidad, junto con el análisis e implementación de mejorar en tus procesos de fabricación pueden ayudarte a resolver los diferentes retos ante los que tu empresa se enfrenta.
Sabemos que implementar estas estratégias puede resultar un enorme gasto, por ello existen diferentes alternativas, como el servicio de inspección de textiles de AMN. Con el cual podrás seguir innovando al mismo tiempo que tendrás la garantía de que tus textiles llegan, son procesados y se van con tus clientes con la mejor calidad.

Servicios Relacionados

Conectemos